1. Te sugiero disfrutar de la preparación de los alimentos. Visualiza también de dónde vienen y cómo van a ayudar a cuidar mejor de ti.
  2. Arma tu plato de una forma que llame tu atención.
  3. Pon la mesa y come en un lugar sentad@.
  4. Para crear un ambiente puedes también poner música de fondo, arreglar la mesa con flores u otro.
  5. Evita comer mirando el celular, la tele o trabajando. Este es un momento para ti.
  6. Come lento y sin prisas masticando bien cada bocado.

Si quieres profundizar en cómo llevar una alimentación consciente, te espero en Mermoz. Ahí trabajaremos con diferentes técnicas del Mindfulness y el Mindful eating para que aprendas a responder a las necesidades de tu cuerpo y a disfrutar al máximo el momento de comer.

 

Por la Nutricionista Stephanie Kremer