Es muy importante mantener un adecuado nivel de hidratación, y así como existen requerimientos de nutrientes, existe un requerimiento de líquidos que debemos consumir durante un día habitual.

Esto puede cambiar según la temperatura que haga, nivel de actividad física, actividades deportivas, entre otros.

Todos hemos escuchado que debemos consumir aproximadamente 2 litros de agua al día, pero en realidad es un requerimiento individual, que va entre 1 a 2 ml por caloría consumida durante el día, además de considerar las variables antes mencionadas.

Pero, no a todos les gusta tomar agua sola, por lo que aquí van algunas ideas de líquidos que nos pueden ayudar a mejorar la ingesta de agua en las diferentes estaciones del año:

. Limonadas sin azúcar: son un a forma rica y refrescante de hidratarse, las podemos hacer con menta, jengibre, albahaca (entre otras). Puedes endulzarla con tu endulzante favorito, así como stevia, sucralosa, tagatosa, etc, o sola.

  • Aguas con trozos enteros de frutas o verduras: ya sean un par de frutillas, rodajas de pepino o pomelo, agregar algunos trozos de frutas o verduras nos pueden ayudar a mejorar el sabor del agua y alcanzar nuestro requerimiento de hidratación diario.
  • Ice tea sin azúcar: para prepararlo en casa puedes preparar una taza de tu té favorito bien cargado y luego mezclarlo con agua fría y algunos cubos de hielo, logrando una bebida refrescante.
  • Infusiones o aguas de hierbas: buena forma de hidratarse en invierno, para mantener el cuerpo calentito, o también en verano.
  • Agua: una buena forma de mejorar la ingesta de agua sola es comprar agua filtrada o un filtro de agua, para una hidratación más natural y simple de mantenerte bien hidratad@.

 

 

 

 

 

Por la Nutricionista Yael Toporowicz