¿Se te cayó marzo encima? ¿Y con eso te llenaste de pendientes y te quedaste sin tiempo?

Esto es más común de lo que uno piensa, y realmente, nos pasa a todos en diferentes medidas.

Empieza la rutina y con esto se acortan los tiempos de ocio, aumentan los de traslado y sin darnos cuenta, la alimentación es un tema que pasa a segundo, o incluso último plano. Esto nos podría llevar a tener cambios de peso corporal y a sentir menos energía durante nuestro día a día.

Es por esto que me gustaría compartir contigo una técnica no tan nueva, pero que te ayudará a comer mejor, más saludable, sin necesariamente una gran inversión de tiempo.

Se conoce como Batch Cooking.

Consiste en 1 o 2 días darse el tiempo de dejar preparaciones listas para el resto de la semana.

Por ejemplo, el domingo dejar varias verduras lavadas y picadas, y así dependiendo del día podemos ir mezclando diferentes verduras para tener diferentes ensaladas.

Con los platos de fondo podemos hacer lo mismo, dejar cocidas legumbres, carnes, algún acompañamiento como quínoa, arroz, alguna tortilla, chapsui o guiso de verduras. De esta forma podemos ir cambiando el almuerzo que llevamos al trabajo todos los días, y solo debemos ir preparando el pocillo para el día siguiente.

¡La planificación es la clave para el éxito del día a día!

 

 

Por la Nutricionista Yael Toporowicz