Se ha demostrado que nuestra flora intestinal es tan importante para nuestra salud que se le ha denominado nuestro segundo cerebro. Interactúa con nuestro sistema nervioso (niveles de serotonina y dopamina), absorción y producción de nutrientes (vit k y ácidos grasos) y ejerce un importante rol en tu sistema inmune.

Aquí les dejo 5 maneras de mantener esta flora en óptimas condiciones;

Consume probioticos a diario: Para mantener un buen balance entre la comida que ingieres y las bacterias de tu intestino es necesario, el consumo de bacterias positivas. Puedes tomar suplementos probioticos (Pileje) o bien agregar fermentados a tu alimentación (Vinagre de manzana, kombucha, Chucrut casero.)

Aumenta el consumo de fibra: prioriza los carbohidratos integrales como; quínoa, arroz integral, amaranto, avena integral, pastas integrales, choclo, habas o panes con harinas integrales, en vez de harinas refinadas blancas.

Mantén una ingesta de agua de 8 vasos al día mínimo: Recuerda que la fibra solo funciona y tiene un efecto positivo si le das agua.

Prioriza tú descanso y sueño: El estrés es una de las primeras causas de la muerta de bacterias positivas y con ello la proliferación de las bacterias negativas.

Evita la azúcar y endulzantes: el azúcar es el alimento favorito de las bacterias malas y los endulzantes mata la flora intestinal. Prefiere miel.

 

 

Por la Nutricionista Camila Quevedo