Siempre se ha dicho que quienes sufren de colon irritable tienen que aprender a controlar su estado nervioso, porque el origen es psicosomático y el tratamiento solamente para el dolor, no hay nada más que hacer… un diagnostico bastante tedioso considerando que la solución depende de tu estado de animo, ¿no?

Pero en el último par de decadas la ciencia ha generado la evidencia suficiente para demostrar que este problema vendría de una microbiota intestinal alterada o disbiosis.[i]

La microbiota intestinal son las bacterias que habitan nuestro intestino y que digieren la fibra de nuestros alimentos, para los cuales no tenemos enzimas digestivas. Estas bacterias las consumen y a cambio de esto; obtenemos vitaminas, minerales, ácidos grasos y otras sustancias provechosas para nosotros.

Ahora bien, esas transformaciones no se hacen en un solo paso, sino en una cadena, pasando por varios estados entre un tipo de bacteria y otro. Y uno de estos estados intermedios es… gas.

Entonces ¿qué pasa si no tengo una buena flora diversa y funcional? La digestión se queda a medio hacer, y el intestino se nos llena de gas, provocando distensión abdominal, dolor, problemas de tránsito, y todos aquellos síntomas que se asocian con el Síndrome de Intestino Irritable.

Además de las problemas intestinales evidentes, un desajuste en la microbiota se asocia con alteraciones hormonales, cambios en el metabolismo, ansiedad, humor, entre otros! Por lo que el colon irritable es más que solamente andar hinchado e incomodo. ¡Es también  un problema en la salud y calidad de vida de quienes lo padecen!

¿Qué se puede hacer? —Quitarles la materia prima a las bacterias mientras arreglamos el caos.

Si a estas bacterias les quitamos su materia prima para que produzcan las molestias intestinales: nos sentiremos mejor. Además de evitar estimularlas a que crezcan y mientras tanto hacemos esto…repoblamos con bacterias que SI funcionen correctamente! ¡Ese es el plan! ¿Y como?

La ciencia ha identificado cuáles son las sustancias que utilizan las bacterias para producir gas. Son cuatro tipos de fibras presentes en los alimentos , las cuales son altamente fermentables, que bautizaron “FODMAP” (por Fermentable Oligosaccharides, Disaccharides, Monosaccharides And Polyols).

Esta clasificación de alimentos alto en fibra fermentable permite identificarlos y restringirlos en aquellos con colon irritable, demostrándose una mejoría en la distención abdominal, el dolor y otros sintomas en el 80% de los casos![ii].

Alimentos como la cebolla, el ajo, manzana verde, alimentos altos en lactosa, legumbres, entre otros son parte de los alimentos FODMAP o altamente fermentables!

Por lo tanto la recomendación es

  • Seguir una dieta baja en FODMAP buscando desinflamar y no alimentar a las bacterias que no queremos. [iii]
  • Repoblar con aquellas bacterias intestinales que son efectivamente funcionales para nuestro intestino,
  • Reincoporar los alimentos excluidos a tolerancia a medida que vamos progresando.
  • Quedar experto en el proceso y repetir la exclusión de ciertos los alimentos si se entra en fase aguda de colon irritable por etapa de estrés u otra causa psicosomática!

Como ves, no se trata de una simple dieta, sino de un viaje que empieza por restablecer tu flora intestinal, y termina dejándote en plena posesión de tu alimentación.  Te esperamos en Mermoz para asesorarte en este lindo proceso de liberación del colon irritable y sus incomodidades!

[ii]  Altobelli, Emma et al. “Low-FODMAP Diet Improves Irritable Bowel Syndrome Symptoms: A Meta-Analysis.” Nutrients vol. 9,9 940. 26 Aug. 2017, doi:10.3390/nu9090940

[iii] Guía Completa de FODMAP 2019. www.restablecer.cl

 

Por la Nutricionista Teresita Gormaz