Para hablar de sustentabilidad y cambio climático es imposible dejar de lado el impacto de nuestras decisiones alimentarias que tomamos todos los días.

Y no se trata exclusivamente de la industria ganadera y los miles de recursos que se necesitan para tener 1 kg de carne, sino también de consideraciones generales que debemos tener a la hora de buscar alimentarnos en una forma mas coherente con el medio ambiente

Por ejemplo; sabías que Chile es el 3er país del mundo después de China y EEUU que más emisiones gaseosas emite por el desperdicio y perdida de alimentos?  Siendo estos los responsables de generar el 8% de las emisiones anuales.

O por ejemplo que casi el 30% de la energía de la dieta de un Chileno promedio  proviene de alimentos ultra procesados, los cuales requieren un montón de recursos para transformar y darle forma a toda la materia prima en un producto de larga duración? , que a su vez también son ultra empaquetados y  por lo general viaja miles de Km para llegar a todos los supermercados?; es una alta fuente de uso de recursos…entonces comer el berri super exótico que viaja desde china a nuestros supermercados parecería no ser una tan buena opción.

Es importante entonces considerar que la alimentación y el medio ambiente se conectan por un ciclo; que nuestras decisiones alimentarias afectan al clima,  y también que el clima afecta a nuestros alimentos.

¿Y Cómo? Por ejemplo;

  • Por cada 1ºC que aumenta la temperatura del planeta disminuye un 5% la producción de granos y cereales en nuestros suelos.
  • El aumento de C02 acidifica nuestros mares y con esto afecta a toda la cadena alimentaria que deriva de el.
  • Las erosiones del suelo disminuyen los minerales y nutrientes que tiene el mismo suelo y por lo tanto lo que cultivamos en estos suelos deja de tener la misma calidad y cantidad de nutrientes que tenían antes.

Entonces; ¿que hacemos? Debemos re entender el concepto de Salud, como un conjunto; donde la salud humana esta conectada con la salud planetaria, no podemos pensar en una sin la otra. Y, ¿Cómo logramos esto? ; la ciencia ya tiene respuesta para esto y es la llamada “Dieta planetaria”, la cual nos entrega salud tanto a los seremos humanos como al planeta con pequeñas modificaciones en las cantidades de los alimentos que consumimos. No elimina la carne por ejemplo, pero si baja su consumo, entre otras recomendaciones.

La invitación queda abierta para conocer más por tu cuenta de esta dieta o para acudir con nosotros a Mermoz para darte una guía mas profesional sobre esta linda transición y regalo a la salud tanto del medio ambiente como a tu salud.

 

 

Por la Nutricionista Teresita Gormaz