El chocolate es sin duda un buen alimento si se sabe cuál tipo debemos consumir. Quedan pocos días para Pascua de Resurrección y hoy les traemos algunas alternativas sanas, ricas y novedosas para que todos, y principalmente los niños, puedan disfrutar sin dañar su salud.

En el caso de comprar los huevitos de chocolate, el primer paso para elegir de manera saludables es leer la información nutricional, puesto que la mayoría de los que nos ofrece el mercado contienen un alto porcentaje de grasas y azúcares. De hecho, un huevito de chocolate equivale aproximadamente a 4 cucharaditas de azúcar. Por eso, es importante leer el etiquetado nutricional y preferir obsequiar huevitos de mejor calidad, con un mayor aporte de cacao, menos azúcar (sacarosa) y aquellos que no sean macizos, con el fin de aportar menos calorías provenientes del azúcar.

Además, es de suma importancia moderar el consumo diario de estas golosinas, dejando un máximo de 4 huevitos al día, y evitarlos en la mañana junto con el desayuno. Lo ideal es repartir su ingesta durante el día, después de las comidas principales (no antes de estas ni en ayuno), de modo tal que el niño sea capaz de quedar satisfecho con una alimentación saludable y no a base de los chocolates.

20g de chocolate (4u pequeños) aportan 112 kcal, equivalentes a:

–        Preescolar: 26% del aporte calórico del día para una niña; 24% para un niño.

–        Escolar: 24% del aporte del día para una niña; 21% para un niño.

–        Adolescente: 18% del aporte calórico para ellas; 16% para ellos.

 

En el caso que quieran incluir a los niños en la preparación y moderar la cantidad de azúcar les dejamos estas 5 alternativas más saludables…manos a la obra!

 

  1. Incentivar a los niños a preparar sus propios huevos y a pintarlos en conjunto con los padres, de modo tal que estos sean escondidos y luego buscados por ellos. Así podemos fomentar la creatividad y, a la vez, proporcionar un alimento de buena calidad nutricional.

 

Huevitos y conejitos de chocolate hechos en casa: Siempre será mas saludable que comprar, ya que sólo usaremos cacao y algún tipo de decoración.  Aquí les dejo una idea.

Ingredientes:

–      500 gramos de chocolate con alto porcentaje de cacao sin azúcar.

–      Moldes a elección (forma de huevos, conejos, zanahoria, etc.). Los puedes encontrar en las tiendas de repostería.

–      100 gramos de frutos secos: nueces, almendras, pasas, avellanas, pistachos, etc.

Preparación:

–      Limpiar los moldes y secar correctamente.

–      Trozar la barra de chocolate en alguna olla o fuente resistente al calor.

–      Fundir el chocolate a baño maría o en microondas. Si es a baño maría debe estar a fuego lento durante 3 a 4 minutos, revolviendo sin parar.

–      Escoger el molde y con ayuda de una cuchara incorporar chocolate por todas las orillas, de adentro hacia afuera. Luego, eliminar el exceso de chocolate y llevarlo al refrigerador por 10 minutos. Repetir este proceso dos veces.

–      Después, terminar de cubrir el molde con chocolate y llevarlo al refrigerador.

–      Comenzar a desmoldar cuidadosamente; luego, incorporar los frutos secos y pegar con el mismo chocolate derretido las mitades de los huevos.

–      Para finalizar, envolver con papel celofán o aluza… ¡Y a disfrutar!

 

  1. Otra excelente alternativa es cocer huevos duros y pintar la cáscara con los niños. De esta manera se entretienen y luego pueden comérselos.

 

  1. Crear decoraciones comestibles a base de frutas, frutos secos o gelatina es una alternativa muy inteligente y saludable pata limitar el exceso de ingesta calórica, sin frustrar las expectativas de los niños por encontrar sorpresas.

 

  1. Pascua con frutos secos: Elige 3 frutos secos como pasas, duraznos, manzanas y almendras, se pueden untar con un poco en chocolate derretido y agregar un poco de mostacillas.  Escóndelos en una bolsita de colores.

 

  1. Bolitas energéticas con dátiles, frutos secos y cacao. Das forma de huevito y las envuelves en un papel llamativo y listo! Dulces y saludables!!

 

Finalmente, es fundamental estimular a los niños a realizar actividad física para mantener un adecuado balance energético.

 

¡Prueba con tus propios diseños de huevitos de Pascua y verás lo entretenido que puede ser para ti y tu familia!

 

 

Por la Nutricionista Camila Vergara