Con los días de calor, nada mejor que comenzar el día con un rico batido, fresco, natural e hidratante. Aprovechando las frutas de verano y comiendo de acuerdo a la estación del año… más frío, más fresco y liviano.
Es común escuchar en la consulta, como muchos pacientes quieren comenzar a alimentarse más sano y ven como los batidos son una muy buena opción, y también una elección muy práctica y rápida. Sin embargo si estos están elaborados de manera desequilibrada, pueden ser verdaderos shot de azúcar o también se puede producir que los 30 minutos ya tengamos hambre… Porque un buen batido tiene sus pasos y cada ingrediente tiene una razón de estar participando.

Tu batido debe tener una mezcla de carbohidratos, proteínas, grasas saludables y mucha fibra.
Aquí te dejo algunos pasos para escoger y que no falte ningún grupo de alimento:

 

1. Comienza eligiendo una porción de carbohidrato, que puede ser una fruta o un grano:

– 1 plátano

– 1 mango

– 1 Pera

– 1 taza de Berries

– Puñado de dátiles

– 3 cdas. de avena integral

– 3 cdas de quínoa cocida

 

2. Elige una porción de proteínas:

– 1 Yogurt griego

– 1 porción de suplemento de proteína o proteína vegetal ( Whey o proteína de cáñamo)

– 1 lácteo vegetal

 

3. Porción de grasa saludable

– 2 cdas de frutos secos (almendras o nueces o maní ect)

– ½ palta

– 2 cdas de chía

– 1 cda de tahini

– 2 cdas de linaza

– 1 cda de mantequilla vegetal

 

4. Para agregar minerales y mucha fibra, los vegetales:

– 1 taza de espinaca

– 1/2 pepino

– 1 taza de kale o

– Puñado de hierbas frescas (menta, melissa etc)

Llevas tus ingredientes a la juguera con leche (preferir vegetales) o bien con agua. Le puedes agregar, una vez licuado, cacao crudo, maquiberry, canela, coco laminado, cranberries, cacao nibs en la superficie para darle más textura.

Y a disfrutar de su delicioso sabor y beneficios!

 

Por la Nutricionista y Health Coach Camila Quevedo