El huevo es un alimento con muchísimas propiedades y beneficios. Es un alimento muy fácil de manipular, se puede utilizar en múltiples preparaciones, es fácil de obtener y a un precio muy amigable para el bolsillo de todos.

En cuanto a sus propiedades nutricionales el huevo nos aporta una muy buena cantidad de proteínas, de alto valor biológico (tiene todos los aminoácidos necesarios para formar una proteína), vitaminas y minerales tales como vitamina A, vitaminas del complejo B, especialmente la vitamina B12, muy importante en la formación de glóbulos rojos y así evitar el cansancio que trae consigo la temida anemia, vitamina D, E, K y minerales tales como el selenio, el cual nos ayuda a prevenir el daño celular gracias a su poder antioxidante, contiene fósforo, folatos y en menor medida, zinc, hierro, calcio entre otros.

Durante mucho tiempo el huevo fue castigado por sus altos niveles de colesterol culpándolo como el responsable N°1 de muchas afecciones cardiovasculares como infartos debido a altos niveles de colesterol sanguíneo que se creía que provocaba, pues luego de muchos estudios observacionales y científicos de larga duración se ha descartado que el huevo es el mayor responsable de elevar los niveles de colesterol. El mayor responsable de altos niveles de colesterol sanguíneo es nuestra herencia genética, ya que el 80% del colesterol es producido por nuestro cuerpo y sólo el 20% proviene de la alimentación. De todas formas y como todo en la vida siempre se deben hacer equilibrios, es por esto que no te sugerimos superar el consumo de 2 huevos diarios.

Además, el huevo tiene dos compuestos, la luteína y la zeaxantina, los cuales en conjunto con la Vitamina A, ayudan a mejorar la visión y previenen enfermedades relacionadas con ella.

Aquí te dejo algunas preparaciones muy saludables, que te ayudarán a incorporar además verduras de manera más amigable y mediante preparaciones muy fáciles, logrando platos muy bajos en calorías, pero con un aporte de saciedad increíble. No necesitas ser un experto para cocinar con huevo!

– Tortillas de verduras (salteado de cebolla, champiñón y espinaca)

– Omelette con tomate y cebollín

– Merenguitos endulzados con Stevia natural, agave o tagatosa.

– Flanes de verduras (prueba mezclas de pimentón, brócoli y champiñón)

– Budines de acelga o zapallito italiano

– Huevo duro relleno con pasta de verduras acompañado de ensaladas, perfecto para la cena.

– Huevos pochados para darle un toque más gourmet a tus ensaladas. Prueba acompañándolos con espinacas crudas y algunas hojas salteadas con aliño de limoneta. Queda delicioso y es una preparación alta en hierro!

– Huevo a la ostra. Bate dos huevos crudos, añade 1 cdita de aceite de oliva, abundante limón y sal, pimienta y a refrigerar por unos 20 minutos. Luego le agregas unos trocitos de pan integral y es una perfecta colación para media tarde

– Huevos de codorniz para aperitivo

– Huevo frito sin freir! Solo añade Ghee a un buen sartén de teflón y tápalo por unos minutos, hasta que se haya cocinado la clara y la yema se mantenga líquida.

– Consomé con huevo

– Tomate o pimientos al horno o asados rellenos con huevo

¡A disfrutar del huevo, de sus beneficios y su multifacética presencia en la cocina!

 

 

Por la Nutricionista Macarena de las Peñas