La inflamación es una respuesta inespecífica frente a las agresiones del medio, tales como la alimentación, medio ambiente y estilo de vida. Esta se conoce por ser el común denominador de la mayoría de los problemas de salud y enfermedades degenerativas que priman hoy en día.

Los estados inflamatorios crónicos son asintomáticos y contribuyen al estado de debilidad y fatiga extrema. Para luchar contra esto usamos agentes antiinflamatorios que podemos encontrarlos en los alimentos. La clave es incluirlos en forma constante para generar una compensación de la inflamación provocada por todos los factores externos que causan este estado de desbalance.

 

¿Cómo hacerlo? Hay muchas formas! Un alimento simple, potente, eficaz y sencillo de incorporar para generar estos beneficios es la Chía!

Su increíble aporte de Omega 3 nos permite contrarrestar la inflamación de una manera sencilla.

Para incluirla en tus comidas debes activar la semilla (dejándola remojar la noche anterior antes de consumirla o agregarla en tus preparaciones).

Esta semilla es altamente versatil y permite incorporarla en TODAS las preparaciones. (Ensaladas, batidos y  preparaciones tanto dulce como saladas!)

 

Atrévete a incluirla en tus preparaciones y deja que sus beneficios llenen tus días!

 

Algunos ejemplos con recetas en este mismo blog:

 

Por la Nutricionista Teresita Gormaz