Comienzan los días primaverales, los días son más largos y el calor ya se empieza a sentir…. Nuestro querido cuerpo se va adaptando a este nuevo entorno, y nuestra alimentación cambia con respecto al invierno… Llegando a esta transición de estación, el cuerpo requiere consumir alimentos más frescos y ligeros… y  dejamos de lado las preparaciones cocidas o muy calientes (tipo guiso). Necesitamos muchas hojas verdes, para limpiar y depurar, mientras más variedad y gama de verdes mejor para nuestro hígado. Preferir las semillas, frutos secos, palta y grasas vegetales. Inclinarse más por el pescado, que carnes rojas. Ahora las preparaciones visten más de colores, sabores ácidos y frescos!

Una muy buena preparación que incluye estas necesidades son los bowls de ricas y nutritivas verduras… aquí unos consejos para hacer de una ensalada un plato realmente rico y llenador!

Pero una cosa…una rica ensalada…Erróneamente cuando pensamos en una ensalada lo primero que se nos viene a la cabeza es la lechuga y el tomate, y nada más que eso…pero hay millones de diferentes maneras de hacer una rica ensalada.

Ojo aquí con los diferentes ítems;

  • Las hojas verdes que las utilizamos como base, mientras más variedad mejor… mayor cantidad de vitaminas, antioxidante y minerales… Rúcula, kale, berros, albahaca, hojas de betarraga, espinaca, acelga, pak choi o tat soi, mizuna ect.
  • Verduras con más carne (berenjenas, tomate, zanahoria, champiñones, pimentones etc) es con ellas que vamos aprovechar esa cualidad… Dándole diferentes preparación, asadas, al horno, salteadas ect… dándole automáticamente una textura, sabor y consistencia diferente, podemos ocupar diferentes condimentos; ajo, merquén, pimienta, orégano, romero…
  • Cereales integrales o granos; en este ítem elegimos 1; quínoa roja o blanca, arroz integral, mijo, amaranto, cous cous, tallarines integrales etc.
  • Legumbres, al igual que los cereales elegimos 1, garbanzos, porotos negros, lentejas… y aquí podemos jugar también en la forma de prepararlas, puede ser en hummus o la legumbre entera… condimentadas o no…
  • Frutos secos y semillas, mí ítem favorito, porque le da el crunch y la textura diferente a esta deliciosa preparación… uuff y aquí tenemos mucha variadad… En cuanto a las semillas, puede ser de un tipo o un mix, lo importante es la cantidad 1-2 cdtas de té, y luego los frutos secos 15 – 20 unidades.
  • Otro ítem importante son los aliños, no tiene por qué ser el mismo siempre. Por ejemplo; en vez de usar el típico aceite de oliva con limón lo podemos cambiar por una salsa de palta; molemos ¼ de palta, la licuamos con unos tallos de apio, ¼ cebolla y un poco de jugo limón… o de frutos secos, castañas de cajú, limón y perejil… A disfrutar de comer ligero, nutritivo y rico!

 

Por Camila Quevedo – Nutricionista y Health Coach